Cómo construir una marca resiliente

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

Y ahora qué” nos preguntamos cuando la vida da un giro completamente inesperado que nos deja tambaleando.

Como decía R.W.Emerson , “los malos tiempos tienen un valor científico. Son ocasiones que un buen alumno no se perdería”. Y así deberíamos ser, alumnos de la vida misma. Afrontar momentos de incertidumbre y adversidad como una oportunidad para analizar, aprender y reforzar nuestra identidad.

Estos momentos convulsos nos invitan a reflexionar sobre nosotros mismos como individuos y profesionales, pero también sobre lo que queremos como sociedad. Por ejemplo, una reciente encuesta realizada por GFK arroja que el 77% de los encuestados tiene la intención de cambiar sus hábitos de consumo ante la crisis sanitaria actual. Esto, impacta directamente y con mucha fuerza a las marcas, sus negocios y estrategias. Establece un claro antes y después.

Ante estos momentos cabe preguntarse: «¿qué papel queremos que juegue nuestra empresa?» «¿Cómo se puede construir una marca que nos prepare e impulse hacia adelante?»

Os compartimos algunos puntos clave para reflexionar sobre cómo dar vida a nuestra marca con una actitud proactiva hacia el futuro y con una visión tan empática con las personas como estratégica con el negocio.

 

1. SABER QUIÉN SOY Y QUIÉN QUIERO SER

El punto de partida es tener muy claro nuestro propósito dentro de la estrategia de marca. Definir qué es lo que queremos aportar al mundo anclándonos en lo que realmente podemos ofrecer y comprometernos a trabajar por ello día a día. Hoy, más que nunca es importante “ser el cambio que quieres ver en el mundo”, como nos enseñaba Gandhi. El 78% de los consumidores esperan que las marcas les ayuden y aporten valor en sus vidas de acuerdo al último estudio de Kantar Media. Los números hablan por sí solos.

En este sentido, un buen ejemplo es BlueN, el primer biofertilizante de nitrógeno de máxima eficacia que trabaja “por la agricultura, por el mundo” para mejorar el planeta desde su expertise científico.

 

estrategia de marca en la creacion de marca

 

2. QUÉ PUEDO OFRECER Y CÓMO HACERLO DE FORMA ÓPTIMA

Tener claro qué ofreces y cómo lo haces es vital para la salud de cualquier empresa. Debemos identificar las áreas clave del negocio, las sinergias potenciales y también aquellas posibles áreas que no estén contribuyendo realmente a los objetivos de negocio. De esta forma, podremos ordenar y simplificar la arquitectura de marca para organizar y optimizar los tan preciados recursos. Una oportunidad para amortizar cada esfuerzo y maximizar la propuesta de valor.

El caso de Acciona, por ejemplo, ilustra cómo la optimización de un amplio portafolio de marcas bajo un único paraguas ayuda a canalizar los esfuerzos hacia un mismo objetivo.

 

3. CÓMO HABLAR PARA ESTAR CERCA DE QUIÉN NOS IMPORTA

Una vez definidos aspectos esenciales como quién soy y qué ofrezco entra en juego cómo contárselo a nuestros públicos de interés. Cómo conectar con ellos para crear un vínculo cercano y transmitirles confianza. Hoy, es indispensable definir el rol y la actitud de la marca ante las preocupaciones y prioridades de las personas. Parte del secreto está en dominar el poder de la palabra para proyectar nuestros valores y personalidad. Definir una identidad verbal propia, desde el tono de voz hasta el naming, es una forma de poner en valor nuestra historia, de reafirmar nuestra forma de ser y acercarla a nuestros clientes.

El centro de formación online Mindway, es un ejemplo donde desde el ‘naming’ se busca trasmitir la filosofía y forma de ser de la marca para conectar con el público. Una combinación del conocimiento -“mind”- y la flexibilidad –“my way”- que caracteriza el carácter propio de la compañía.

 

 

4. CÓMO MOSTRARNOS PARA FORTALECER NUESTRA IDENTIDAD

Muchas veces, necesitamos tomar una bocanada de aire fresco para revitalizarnos. Lo mismo pasa con las marcas. Refrescar el universo visual puede ser una gran oportunidad para dar un paso adelante, para reflejar quiénes somos y quienes queremos ser. Para eso, debemos apostar por una identidad visual que refleje y potencie el espíritu y filosofía de la compañía. Es importante que la experiencia entorno a la marca sea tan atractiva como coherente. Que vaya de la mano de la estrategia para que refuerce nuestra identidad.

Junto a Solunion, apostamos por evolucionar su marca para que sea un fiel reflejo de su realidad de negocio. Un antes y un después en su estrategia e identidad de marca que los impulsara a hablar de frente a los grandes ‘players’ del sector.

 

5. SER UN FRENTE UNIDO PARA TODO LO QUE ESTÁ POR VENIR

El futuro, por muy incierto que sea, se define día a día con nuestras acciones. Visionar lo que está por venir se hace más ameno si lo hacemos juntos. Por eso, es de suma importancia que el equipo se sienta unido, respaldado y comparta la misma visión que la compañía para avanzar en conjunto. Las marcas se crean de dentro hacia fuera por lo que es clave preocuparse y ocuparse por lo que sienten los empleados. Hoy, es más importante que nunca trabajar una estrategia de employer branding auténtica, empática y comprometida en contener y motivar al equipo.

Un buen ejemplo es Huercasa con quien trabajamos involucrando a sus empleados para sumar fuerzas y lograr que todos, interna y externamente, saborearan el ‘country’.

 

 

 

En definitiva, ya sea en tiempos de tranquilidad o adversidades o bien, en la calma después de la tormenta, las marcas cobran vida cuando las personas las conocen y se apropian de ellas. Cuando se identifican, se sienten cerca y respaldados. Y para hacerlo, hay que conquistarlos. ¿Cómo? ¿Diciéndoles lo genial que somos?
Claro que no. Demostrándolo día a día. Adaptándonos, aprendiendo y evolucionando hacia nuestra mejor versión. Haciéndoles vivir en primera persona nuestra propuesta de valor gracias a un plan de acción que articule nuestra historia e inspire día a día a encontrar aquello que están buscando

Contenido Relacionado

Share This

¿Me compartes?

Elige tu red social y haz click