El branding y las campañas electorales

Hoy es el último día de la campaña electoral, y mañana, jornada de reflexión y me he querido permitir hacer un somero análisis de cómo veo el “branding” aplicado por los partidos políticos más relevantes que concurren a estas elecciones. Quiero hacerlo además teniendo en cuenta algunas variables que para las agencias de branding son relevantes.

 

¿Cómo se reflejan las marcas o el branding de cada partido?

Desde mi punto de vista, considero relevante el hecho de que casi todos los partidos a excepción de Unidas Podemos, se hayan centrado en gran parte del mensaje, en la propia persona que preside cada partido. Esto llevado a la ejecución de un cartel ha hecho que la persona llegue a ocupar más del 50% del espacio disponible, dejando los mensajes en un segundo término. Este es el caso del PSOE o de Ciudadanos, en cuyos carteles el presidente de cada partido es más del 70% de la comunicación.

¿Porqué? Desde el punto de vista del Branding, nosotros lo llamamos Branding personal o hacer marca personal. Ante la cifra de indecisión de los votantes, los políticos están usando la estrategia de construir su propia imagen para conseguir una mayor identificación con los votantes y así, conseguir el voto. La máxima expresión de esto es la creación de su propia iconografía como el es el caso de Ciudadanos, con el icono AlbertR como marca personal que incluso aparece al mismo nivel que la identidad del partido.

 

¿Cómo impacta la digitalización en las campañas?

Estamos en la era de la digitalización y esto también afecta a las campañas electorales. Mucho más allá de las redes sociales, es importante ver como algunos de los partidos políticos ya emplean en su comunicación hashtags como el PP, #28A.

Pero poco más podemos decir. Son campañas poco interactivas y poco invitadoras a la participación desde un punto de vista digital. Si algo nos pueden permitir las nuevas tecnologías es buscar el engagement de nuestros votantes y esto no se ve reflejado en ninguna de las campañas de carteles de los partidos póliticos.

 

¿Cómo es la creatividad de las campañas?

En éste punto deberíamos decir, que tenemos mucho por hacer, obviamente ya no para estás elecciones. Al centrarse las campañas tanto en el candidato y tan poco en los programas, la creatividad ha pasado realmente a un segundo lugar, recurriendo en muchos casos a emblemas o imaginarios de todos conocidos para adoptar posiciones políticas antes debates nacionales.

Este es el caso de la bandera española, usada para representar a través de ella un posicionamiento político distinguiendo quienes son pro independentismo y quienes no. Desde el punto de vista del branding no tiene sentido ya que estamos hablando de partidos políticos que representan a toda España y es irrelevante su uso político. El caso más extremo es el de Ciudadanos, que parece representar a su candidato como emergiendo de la propia bandera y presentándose como garante de la misma.

Creativamente hablando la que más destaca es la campaña del PSOE, ya que recurre a una técnica muy usada en comunicación que es el “hiperrealismo”, mostrar a la persona, tal cual es con sus virtudes y defectos, lo que la hace más auténtica de cara a sus votantes. Esto unido al color rojo y la tipografía de mayúsculas, hace que el resultado sea muy impactante, aunque al mismo tiempo tenga un tono demasiado presidencialista.

En general, son campañas muy asépticas y sin códigos propietarios. En lo que más se diferencian es en el uso del color y como ya hemos dicho en la persona que dirige cada partido.

Es una pena que en la era del engagement y la importancia de escuchar y entender a los consumidores o en este caso los votantes, el nivel emocional de las campañas sea tan pobre y genere tan poco sentimiento y apego.

 

 

Cristina Vicedo
Directora General de FutureBrand

 

 

 

 

 

Share This